¿Qué es el coaching?

¿Qué es y qué no es el coaching?

El Coaching, según la International Coach Federation (ICF) es “un proceso de acompañamiento reflexivo y creativo con clientes que les inspira a maximizar su potencial personal y profesional”.

Se trata de una relación continuada que ayuda a las personas a obtener resultados extraordinarios en su vida personal. Mediante un proceso de coaching, el cliente explora y profundiza en su autoconocimiento, aumentando su rendimiento y mejorando su calidad de vida.

En cada sesión el cliente elige el tema de conversación mientras el coach contribuye con observaciones, preguntas y herramientas. Este método crea transparencia y motiva al cliente para pasar a la acción.

El coaching, al proporcionar mayor enfoque y consciencia sobre las posibilidades de elección, acelera el avance hacia el objetivo del cliente.

El coaching toma como punto de partida la situación actual del cliente y se centra en lo que está dispuesto a hacer para llegar a donde le gustaría estar en el futuro. Consiste en liberar el potencial de una persona para incrementar al máximo sus desempeño.

El coaching NO es:

  • Consultoría: la consultoría se centra en un análisis que un experto hace sobre las necesidades y características de una situación y las respuestas que el experto considera más adecuadas. La consultoría implica asesoramiento, mientras que el coaching está vinculado a herramientas de aprendizaje y desarrollo.
  • Formación: no se trata de un curso donde el formado pasa conocimiento a sus alumnos, aunque el objetivo si es que el cliente aprende a conocerse mejor y no tenga una relación de dependencia con el coach.
  • Psicoterapia: la psicoterapia se centra en las causas de las acciones, mientras que el coaching mira el “para que”. La psicoterapia es un proceso a largo plazo que interpreta el presente desde el pasado. En el coaching se mira hacia el futuro  y no se tratan los problemas sino los objetivos.
  • Mentoring: un mentor es un experto en un materia que te ayuda a que tengas éxito en ese área en concreto, mejorando técnicas y competencias. Un coach no te dice lo que tienes que hacer, te enseña a que encuentres las respuestas en tí mismo.